noticias TW
GSK RECONOCE A TW LOGÍSTICA COMO UN EXCELENTE SOCIO

Trabajar en conjunto es fundamental para mantener una relación a largo plazo entre cliente y proveedor.

LEER MÁS

consejos tw
A continuación, te dejamos los 5 pasos claves para desarrollar una operación logística exitosa.
Diseño a la medida

Un buen diseño operacional asegura un correcto dimensionamiento de los procesos y recursos. Para ello, se debe realizar un levantamiento en terreno de la operación y complementarlo con un análisis detallado de todos los procesos, permitiendo costear y diseñar de la mejor manera el modelo operacional. De esta forma, es posible estimar todos los recursos necesarios y así lograr determinar las capacidades requeridas para la operación.

Correcta Implementación

La implementación del proyecto es fundamental para comenzar la operación con el pie derecho. Para ello se deben definir bien los responsables y plazos de las distintas etapas de la implementación. Desde el diseño operacional, pasando por las configuraciones sistémicas, infraestructura, traslados hasta el kick off de la operación.

Tecnología y Visibilidad

El WMS es el llamado “cerebro” de la operación. Contar con un WMS robusto y flexible ayuda a manejar la bodega de la manera más eficiente. Por otro lado, adoptar tecnologías que permitan controlar de la mejor forma los procesos nos aportan trazabilidad, visibilidad y productividad, generando reportería on-line de los procesos operativos. Entre estas, se encuentran tecnologías como RFID, Pick to light, Racks drive-through, Putt to wall, entre otros.

Inventarios Cíclicos y Generales

Realizar inventarios periódicamente permite contar con un mayor control y exactitud del stock. Para eso, adoptar políticas de inventarios selectivos, cíclicos y semestrales, juegan un rol fundamental. Esto en conjunto una correcta configuración del WMS, permiten tener una trazabilidad completa del stock, aportando con indicadores de rotación de cada uno de los productos almacenados.

Control de Indicadores y Mejora Continua

La definición de KPIs y constante medición de indicadores claves, permite visualizar las oportunidades de mejora en cada proceso operativo. Con una visibilidad completa en la cadena logística, se logra identificar los cuellos de botella donde se pueden implementar políticas de mejora continua que permitan: re-diseñar, testear e implementar nuevos procesos eficientes que aporten en la productividad operativa y generen ahorros.